>> miércoles, 21 de octubre de 2009


- Descendente amor, olvidadizo. Efímero en todas sus causas y aspectos. Sintiéndolo mucho, demasiado bueno para ser cierto. Demasiado cierto para ser bueno. Mucha felicidad en sitios pequeños, calurosos y permeables. Caducó de tanto esperar el cariño profundo. Espera eterna. Romance de verano.


"Te aseguro que, esté donde esté, te echo de menos."

0 PUNTOS DE VISTA: