>> domingo, 15 de noviembre de 2009



- Música. Invade rápidamente mis sentidos. Los focos frenéticos no enfocan. Su profunda luz me ciega los sentidos. Preciosa melodía sensual. Su cuerpo. Se mueve. Se balancea. Me excita. Su halo de inocencia diabólica abruma. Me nubla la vista, solo capaz de intuir su contorno entre el resto de la gente. Vestido rojo putón. Pasión sobresaliendo a borbotones por todos mis poros. Capa de sudor frío recorriendo mi frente. Su cintura de avispa, capaz de hipnotizarme. Sintiéndome inútil. Ella, mi heroína romántica. Mi droga sexualmente explosiva. Me muerdo el labio de imposible incredibilidad. De deseo. Mi imaginación se dispara y me lleva mis manos a su espalda. Respirando su aire cálido. Su piel gélida. Su susurro ardiente.


Ella solo quería ser la reina de mis besos.

0 PUNTOS DE VISTA: