BANG!

>> miércoles, 3 de febrero de 2010


- Rompámonos las cadenas. Destrocemos las ataduras. Finjamos que no pasa nada. Volvamos atrás y reiniciemos el disco duro. Dejemos morir a la conciencia de aburrimiento. Sintámonos extasiados entre demasiada gente. No nos andemos con medias tintas. No dejemos plumas en el tintero. Sellemos nuestro modo de vida y regresemos a casa. Que nos esperen con los brazos abiertos. Que nos canten canciones de bienvenida y que se olviden de los errores. Que les quiten el polvo a los álbumes de fotos. Vamos a enseñárselas a los invitados. Siempre es bonito que la gente vea la aparente felicidad. La falsa perfección. Formemos nuestra rebelión y digamos las cosas a la cara. Mientras ahí fuera las cabezas vuelan. Mientras los puñales pueblan mi espalda. Peguemos dos tiros a la muerte. Que se lo merece. Tomémonos todo esto a broma. Porque a pesar de los esfuerzos, de esta, no sales vivo.

0 PUNTOS DE VISTA: