>> viernes, 3 de junio de 2011

Y al subir al taxi mis palabras son vapor de cristal y me dejo el alma cuando escribo en la ventana "que sea cierto el jamás", ¡oh cállate!

0 PUNTOS DE VISTA: