>> sábado, 6 de junio de 2009

Cada dos minutos cambio de opinión si me roza el corazón con el filo de sus labios. Cada dos minutos desesperación se acomoda en mi colchón y casi no deja espacio. Cada dos minutos cambio de estación, primavera en un rincón, se atrinchera el verano. Cada dos minutos muere de calor y cegado por el Sol busca un otoño mojado, mojado. 
Cada dos minutos trato de olvidar todos los momentos que pasamos, cada dos minutos una eternidad, cada dos minutos sin tocar tus manos.




0 PUNTOS DE VISTA: