>> sábado, 31 de octubre de 2009

- Dejé la puerta entreabierta, no para ver la luz, ni siquiera para oírte respirar, es que no sé donde estoy ni donde vivo y me gustaría volverme a encontrar.

0 PUNTOS DE VISTA: