>> lunes, 18 de enero de 2010

No busques más, que yo te voy a dar todo el calor que no te daba la barra del bar. Dónde te vi yo por primera vez, donde aprendí que se podía llorar también de alegría, soñando tu boca junto a la mía, junto a la mía.
Tú piensas que la luna estará llena para siempre, yo busco tu mirada entre los ojos de la gente, tu guardas en el aire bajo llave lo que sientes, yo rompo con palabras que desgarran como dientes, tú sufres porque no sabes como parar el tiempo, yo sufro porque no sé de que color es el viento, tan dulce y hechizante que se escapa de tu boca, con solo una sonrisa, mi cabeza volvió loca.

0 PUNTOS DE VISTA: